Tags

, , ,

Digamos que eres un muchacho, que una noche azul de neblina sales a la ciudad, para encontrar diariamente lo inencontrable. Digamos que los vidrios burilados y el aserrín de los bares te llaman a la quietud. Y vas solo, infinitamente solo. Pero llevas contigo una flor que es extraña. La flor de lo que jamás fue tuyo: muchas veces el Amor es lejano.

From: El Capitán Dexter, Luis Hernández (1941-1977).

Advertisements