Eres exactamente lo que tienes que ser.
Estás exactamente donde tienes que estar.
Estás aquí, ahora.
Eres vivo.
Eres tú.
Estás en el presente. El eterno presente.

Verdes árboles
que nunca conocen al otoño.
Frescas brisas que no dejan de soplar.
Aire eterno. Sereno.

Vida.
Eternidad.
La mansedumbre del ser eterno.
La fuerza del que está vivo
y no conoce la muerte.

Danza de hojas, ondear de ramas.
Silencioso florecer de rosas.
Presencia.
Asombro.
Cada instante un nuevo inicio.
El pasado a la espalda.

Lo que existió ya no existe.
Lo que existirá es lo que existe ya.

Antonio Marcantonio
Madrid, 9 de abril 2012

Advertisements